• Home
  • Cuatro mujeres denuncian abuso sexual en un centro de detención del ICE

Cuatro mujeres denuncian abuso sexual en un centro de detención del ICE


(CNN) — Una nueva denuncia sostiene que un enfermero agredió sexualmente a cuatro mujeres que buscaron atención médica en un centro de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. (ICE, por sus siglas en inglés) en el sur de Georgia.

Según la denuncia, un enfermero del Centro de Detención Stewart, un centro privado en Lumpkin, Georgia, se aprovechó de su posición para coaccionar a las mujeres «para que le dieran acceso a partes privadas de su cuerpo sin justificación o necesidad médica».

El Southern Poverty Law Center (SPLC) y una coalición de organizaciones de defensa de los derechos humanos presentaron el martes una denuncia administrativa ante la Oficina de Derechos Civiles y Libertades del Departamento de Seguridad Nacional. Acusa al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y a la empresa penitenciaria privada CoreCivic de posibilitar las supuestas acciones del enfermero y de no proteger ni cuidar a las personas bajo su custodia.

La denuncia detalla las acusaciones de cuatro mujeres identificadas con seudónimos y descritas como detenidas en Stewart a finales de 2021 y principios de 2022.

Dos de las mujeres notificaron a los funcionarios del Centro Stewart el supuesto comportamiento del enfermero mientras estaban detenidas, según la demanda, que alega que las mujeres recibieron «represalias descaradas mediante interrogatorios agresivos y acusadores y amenazas de prolongar su detención».

El nombre del enfermero está censurado en una copia de la denuncia proporcionada por las organizaciones a los medios de comunicación el miércoles. La denuncia dice que el enfermero continúa trabajando y atendiendo a los pacientes en Stewart.

CoreCivic ha negado las acusaciones

Un portavoz de CoreCivic, la empresa privada que gestiona el centro de detención, dijo en un comunicado enviado a CNN que una investigación administrativa interna de dos de las acusaciones de las mujeres determinó que la reclamación de una de ellas «no estaba corroborada» y la de la otra era «infundada».

Las mujeres fueron liberadas de Stewart antes de que concluyera la investigación, dijo el portavoz de CoreCivic, Matthew Davio.

«Tenemos muy poca información sobre las reclamaciones de las otras dos mujeres, pero las investigaremos a fondo si recibimos esa información», dijo.

El enfermero fue puesto en licencia administrativa durante la investigación de la compañía, dijo Davio, y agregó que no ha habido acusaciones contra el enfermero antes o después.

«Como fue absuelto de todas las acusaciones, el enfermero sigue siendo nuestro empleado», dijo Davio. «Negamos inequívocamente cualquier reclamación de amenazas o represalias».

El ICE también dijo que su investigación administrativa sobre las acusaciones iniciales determinó que no tenían fundamento.

«Dos acusaciones permanecen bajo investigación y el ICE continúa siguiendo todo el protocolo apropiado» para las denuncias e investigaciones, dijo un portavoz del ICE en un comunicado. «Cualquier individuo, empleado o contratista del ICE, sospechoso de abuso o agresión sexual es retirado inmediatamente del contacto con personas detenidas hasta la finalización de la investigación».

La agencia tiene «una política de tolerancia cero para todas las formas de agresión, incluyendo el abuso sexual», dijo el portavoz, y agregó que las instalaciones están obligadas a notificar al ICE de todas las denuncias de abuso o asalto sexual y notificar a la policía local de las denuncias que implican un comportamiento potencialmente criminal.

CNN también se ha puesto en contacto con el Departamento de Seguridad Nacional y la Oficina del Sheriff del Condado de Stewart para obtener una respuesta a las acusaciones.

centro ICE denuncias abuso sexual

Una puerta cerrada dentro del Centro de Detención de Stewart en Lumpkin, Georgia, el 15 de noviembre de 2019.

Lo que dicen las mujeres detenidas que sucedió

La queja presentada esta semana afirma que las dos mujeres que denunciaron al enfermero mientras estaban detenidas fueron acusadas repetidamente de mentir por los funcionarios de Stewart y les advirtieron que si continuaban con sus quejas su detención podría prolongarse, podrían ser acusadas y podrían enfrentar hasta siete años de prisión. En la denuncia también se afirma que a una de las denunciantes se le negó la comida.

En una conferencia de prensa celebrada el jueves en Atlanta, los defensores acusaron a las autoridades de desestimar las denuncias de las mujeres y amenazarlas en lugar de protegerlas.

«¿Cuántas veces hemos visto esto? Cuántas veces… que se desprecia a las sobrevivientes, no se les cree y son denigradas», dijo Amílcar Valencia, director ejecutivo del ministerio El Refugio, una organización cuyos voluntarios están en contacto regular con los detenidos de Stewart y sus familias.

«A las sobrevivientes», añadió, «nosotros, como comunidad, les decimos hoy que las escuchamos, que les creemos, que las apoyamos y que les agradecemos su valentía».

La denuncia esboza una serie de acusaciones contra el enfermero.

En un caso, el enfermero supuestamente puso su pene en la mano de una mujer durante un examen médico, le ordenó que se bajara los pantalones e intentó tocarla por debajo de la cintura. Cuando esa mujer, identificada como «María Doe», intentó denunciar la supuesta agresión a los agentes del centro, la denuncia alega que fue «sometida a repetidos interrogatorios y acusaciones de que estaba mintiendo».

En otros casos, la denuncia alega que el mismo enfermero tocó de forma inapropiada a mujeres que habían acudido a él en busca de ayuda médica.

El Centro de Detención Stewart visto a través de su puerta principal el 15 de noviembre de 2019.

Una mujer identificada como «Marta Doe» sostiene que cuando acudió a la unidad médica por un dolor en el pecho, el enfermero le hizo quitarse la camiseta y el sostén, y luego le colocó un estetoscopio en el pecho desnudo. En otra ocasión, cuando acudió a la unidad médica por una lesión en la muñeca, el enfermero «le agarró la mano e insistió en que se quitara los pantalones». En esa ocasión, después de que ella se negara repetidamente, dice la denuncia, el enfermero «se rindió y le dijo que se calmara».

«Me ha afectado mucho. Me he vuelto insegura y temerosa, porque la única persona que podía ayudarme con mi dolor quería hacerme daño», declaró a CNN, y añadió que la experiencia le ha provocado pesadillas. La mujer, que está solicitando asilo, pidió ser identificada por el seudónimo utilizado en la denuncia para proteger su seguridad.

Marta dijo a CNN que estuvo detenida de septiembre a noviembre de 2021 y que no denunció los incidentes cuando se produjeron porque temía sufrir represalias y verse obligada a pasar más tiempo detenida. Pero dice que le contó a su abogado lo que había sucedido tan pronto como fue liberada de la custodia, y sintió que era importante unirse a la denuncia y compartir su historia ahora, porque teme que otras personas puedan salir perjudicadas.

«Somos muchas, las mujeres que fuimos maltratadas mental y físicamente. Y él sigue ahí», dijo. «Tengo miedo de que siga causando daño».

Los defensores de los inmigrantes piden una «investigación exhaustiva»

La Iniciativa para la Libertad de los Inmigrantes del Sureste del SPLC encabezó la denuncia, a la que se sumaron Project South, Black Alliance for Just Immigration, El Refugio, la Clínica de Derechos Humanos de Georgia, la Alianza Latina de Derechos Humanos de Georgia y Owings MacNorlin LLC.

Las organizaciones solicitan la destitución del enfermero del Centro Stewart, una investigación del centro y los registros relacionados con los casos, entre otras cosas.

Erin Argueta, la abogada principal de la iniciativa, dijo que la queja fue presentada ante la oficina de libertades civiles del DHS porque esa división está encargada de investigar las denuncias de abuso en la detención del ICE.

«Esperamos una investigación exhaustiva, con resultados transparentes y seguimiento», dijo.

También es posible que se presenten demandas en el futuro, dijo.

El Centro de Detención Stewart es uno de los mayores centros de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en el país y fue el tema de la serie de CNN de 2018, «Inside America’s Hidden Border».

La instalación había albergado solo a detenidos varones durante años, pero comenzó a retener a las mujeres allí a finales de 2020, varios meses después de que salieran a la luz acusaciones de altas tasas de histerectomías y negligencia médica en otro centro de detención de Georgia.

Durante años, los defensores de los derechos de los inmigrantes han criticado la atención médica en Stewart, y en el sistema de detención del ICE en general, alegando personal inadecuado, retrasos en la atención y negligencia.

El portavoz de CoreCivic dijo el miércoles que la seguridad, la salud y el bienestar de los detenidos es una prioridad absoluta.

«La política de CoreCivic es investigar de forma agresiva todas las denuncias, independientemente de la fuente, y apoyar el enjuiciamiento de aquellos que estén involucrados en incidentes de abuso sexual», dijo Davio.



Source link

Leave A Comment