• Home
  • La inflación ha impactado más a la población negra e hispana en EE.UU.

La inflación ha impactado más a la población negra e hispana en EE.UU.


Nueva York (CNN Business) — Un gran número de personas en Estados Unidos están teniendo dificultades para hacer frente a los precios más altos de los alimentos, gasolina, alquiler y otros esenciales. Pero la inflación le ha pasado factura aún más a ciertos segmentos de la población.

La población negra e hispana en EE.UU. ha estado luchando con tasas de inflación más altas que la media nacional desde que los precios comenzaron a subir en marzo de 2021, según un análisis reciente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York. Esto supone un cambio con respecto al periodo anterior a la pandemia, cuando las tasas de inflación de los estadounidenses negros e hispanos eran iguales o ligeramente inferiores a la media nacional.

Para determinar las diferentes tasas de inflación entre los grupos demográficos, los investigadores de la Reserva Federal de Nueva York utilizaron la Encuesta de Gasto de los Consumidores de la Oficina de Estadísticas Laborales para ver cómo gastan su dinero los diferentes grupos raciales y étnicos. También tuvieron en cuenta las subidas de precios de los distintos bienes y servicios.

Por ejemplo, los hispanos y los negros en EE.UU. gastan relativamente más en transporte, incluyendo gasolina y autos usados, categorías en las que los precios se han disparado, y relativamente menos en ocio y atención médica que los blancos y los asiáticos, según los investigadores.

Los precios de la mayoría de los bienes se han disparado en los últimos meses debido a las limitaciones de la cadena de suministro relacionadas con la pandemia y las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania. La inflación está aumentando a su ritmo más rápido en 40 años.

La tasa de inflación anual de las principales categorías de consumo analizadas por la Fed de Nueva York fue del 9,2% en mayo, algo superior a la lectura del 8,6% del Índice de Precios al Consumo que se suele utilizar.

Sin embargo, ajustada por niveles de gasto, la tasa de inflación para los hispanos fue aproximadamente 0,6 puntos porcentuales más alta que la tasa general construida por los investigadores. En el caso de las personas de raza negra, fue aproximadamente 0,2 puntos porcentuales más alta.

La tasa de la población de raza blanca se aproximó mucho a la tasa general que construyó la Reserva Federal, mientras que la población de origen asiático fue de unos 0,5 puntos porcentuales menor.

Cabe destacar que estos diferenciales son más del doble de lo que eran en 2019, aunque en ese momento la población negra e hispana experimentó una inflación ligeramente inferior a la media nacional y la población asiática un poco mayor.

Sin embargo, las disparidades actuales de la inflación entre los diferentes grupos demográficos son probablemente aún más grandes que el análisis encontrado, según los investigadores. Es probable que los distintos grupos paguen precios diferentes por los mismos artículos, y que los negros y los hispanos se enfrenten a un mayor crecimiento de los precios.

El empleo cuenta una historia diferente

A las personas de raza negra e hispanos les ha ido mejor en lo que respecta a la recuperación del empleo tras la recesión económica provocada por la pandemia en la primavera de 2020, según un análisis anterior de la Fed de Nueva York.

Ese estudio se centró en la relación empleo-población, que examina la proporción de los que trabajan en comparación con el número total de personas, para el grupo de 25 a 54 años.

Cuando el covid-19 sacudió la economía, la población negra e hispana perdió sus empleos en mayor número. Esto amplió la brecha de la tasa de empleo a 6 puntos porcentuales o más para ambos grupos, en comparación con el estadounidense medio.

En cambio, en febrero de 2020, la diferencia era de 4,4 puntos porcentuales para las personas de raza negra y de 2,3 puntos porcentuales para los hispanos, según el análisis.

Pero en mayo de 2022, la diferencia para los negros era de 3,3 puntos porcentuales, menos de lo que era antes de la pandemia. Para los hispanos, el diferencial era de 2,6 puntos porcentuales, justo por encima de su nivel previo a la pandemia.

Esto contrasta con la recuperación del mercado laboral tras la Gran Recesión. Las tasas de empleo tardaron casi una década en volver a su pico anterior a la recesión, tanto en promedio como para las personas negras e hispanas.

Los investigadores no profundizaron en las razones por las que la brecha de la tasa de empleo se redujo tan rápidamente en la recuperación actual. Pero el mercado laboral ha estado muy ajustado, lo que ha facilitado a muchas personas la búsqueda de empleo.



Source link

Leave A Comment