• Home
  • La investigación de la comisión del 6 de enero suscita nuevas revelaciones

La investigación de la comisión del 6 de enero suscita nuevas revelaciones


(CNN) — La comisión del 6 de enero de la Cámara de Representantes corroboró detalles clave relacionados con el acalorado intercambio del expresidente Donald Trump con el Servicio Secreto cuando le dijeron a Trump que no podía ir al Capitolio, la más reciente de una serie de impactantes revelaciones que surgieron de las audiencias con su esperada conclusión de alto perfil la próxima semana.

CNN informó por primera vez este jueves por la noche que un agente de policía de Washington, en la caravana con el Servicio Secreto, corroboró detalles a la comisión que estaban relacionados con el explosivo testimonio público de la comisión selecta de la Cámara de Representantes a principios de este mes. Al mismo tiempo, el Servicio Secreto fue objeto de un nuevo escrutinio esta semana por la eliminación de los mensajes de texto de la agencia del 5 y 6 de enero de 2021. El viernes, la comisión del 6 de enero emitió una citación al Servicio Secreto, solicitando los mensajes de texto.

La corroboración se produce cuando la comisión planea concentrarse en la conducta de Trump el 6 de enero de 2021 en su audiencia de la próxima semana, que se centrará en la respuesta de Trump, o la falta de ella, cuando los alborotadores rompieron los muros del Capitolio y obligaron a los legisladores a huir de sus cámaras.

Los miembros selectos de la comisión han acusado a Trump de «negligencia en el cumplimiento del deber» por no actuar cuando el Capitolio estaba bajo ataque, y su vicepresidente, Mike Pence, estaba en peligro. La audiencia de la próxima semana es la última planificada de las ocho audiencias públicas de la comisión, ya que el panel ha buscado en cada sesión vincular a Trump con el ataque mortal que se desarrolló el 6 de enero.

«Habrá mucha información, mucha más claridad sobre los detalles de las cosas que sucedieron ese día, lo que la gente que estaba trabajando en la Casa Blanca, trabajando alrededor del presidente e incluso la gente que le aconsejaba hacer cosas, acciones que no estaba tomando con base en su consejo razonado”, dijo a CNN esta semana la representante demócrata de Virginia, Elaine Luria, quien ayudará a dirigir la próxima audiencia. «Lo veo como una negligencia en el cumplimiento del deber. No actuó. No tomó medidas para detener la violencia».

Han surgido nuevos detalles sobre los esfuerzos de Trump para anular su derrota electoral de 2020 ante Joe Biden. Este sábado, The New York Times informó que un abogado conservador poco conocido, William Olson, habló con Trump en diciembre de 2020 sobre la propuesta para reclutar al Departamento de Justicia para firmar una demanda en la Corte Suprema de EE.UU. para anular los resultados de las elecciones presidenciales, según un memorándum que redactó Olson para documentar la llamada. Olson instó a Trump a reemplazar a su entonces fiscal general interino, Jeffrey Rosen, si no respaldaba la demanda de la Corte Suprema, según el memorándum. Olson también alentó a Trump a reemplazar a los abogados en la oficina del abogado de la Casa Blanca y a tomar medidas relacionadas con las elecciones que efectivamente habrían equivalido a una «ley marcial».

La investigación del Departamento de Justicia también se ha expandido, ya que emitió numerosas citaciones en las últimas semanas y busca información en los siete estados en los que la campaña de Trump convocó a falsos electores como parte de un esfuerzo por subvertir el Colegio Electoral. Más allá de acusar a los alborotadores, el departamento ha hecho preguntas sobre la organización de mítines que precedieron al ataque, registró el teléfono celular de un abogado electoral de Trump y la casa de un exfuncionario del Departamento de Justicia, y continuó su actividad de jurado investigador en torno a grupos extremistas. Se ha acercado a los círculos políticos en torno a Trump.

Si bien la investigación del Departamento de Justicia parece retrasarse en algunos aspectos con respecto al trabajo de la comisión de la Cámara de Representantes, y si bien las dos investigaciones han operado en gran medida por separado, también han comenzado a cruzarse.

Una audiencia en horario estelar la próxima semana

La comisión anunció este viernes que celebraría la audiencia el jueves 21 de julio a las 8 p.m. (hora de Miami), la segunda sesión en horario estelar del panel para tratar de maximizar la audiencia y la atención. El panel no ha dicho quién testificará en la audiencia de la próxima semana, aunque CNN informó anteriormente que se espera que la exsecretaria de prensa adjunta de la Casa Blanca de Trump, Sarah Matthews, sea un testigo.

También es probable que la comisión se apoye en gran medida en los videos de la declaración de Pat Cipollone, el exabogado de Trump en la Casa Blanca. Cipollone se sentó para una entrevista transcrita la semana pasada, y la comisión usó fragmentos de la entrevista 14 veces durante la audiencia del martes, incluida la reproducción de un video de Cipollone discutiendo la respuesta de Trump el 6 de enero para preparar la audiencia de la próxima semana.

Si bien la próxima semana es la última planeada de esta serie de audiencias públicas del 6 de enero, la comisión selecta ha dicho todo el tiempo que no ha terminado con su investigación. El representante Adam Kinzinger de Illinois, uno de los dos republicanos del panel, le dijo al Wall Street Journal en una entrevista esta semana que la comisión aún considera pedirle a Trump que testifique y podría solicitar una respuesta por escrito de Pence o emitir una citación para que testifique.

Investigaciones que rodean al remolino de Trump

La comisión del 6 de enero es solo una de las posibles preocupaciones de investigación de Trump, incluso cuando considera avanzar con un anuncio de la campaña presidencial de 2024.

En Georgia, el fiscal de distrito del condado de Fulton emitió citaciones para el testimonio de los aliados de Trump ante un jurado investigador especial que indaga los esfuerzos de Trump para anular los resultados de las elecciones de 2020 en el estado. El senador Lindsey Graham, un republicano de Carolina del Sur, busca anular la citación para su testimonio, que está relacionada con al menos dos llamadas que Graham hizo al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, y su personal después de las elecciones.

En Nueva York, Trump y sus hijos, Donald Trump e Ivanka Trump, serán depuestos después de perder batallas judiciales para evitar testificar en la investigación civil del fiscal general del estado sobre la Organización Trump. Las declaraciones estaban programadas para comenzar la próxima semana, pero se retrasaron temporalmente debido a la muerte de la primera esposa de Trump, Ivana Trump.

Y en Washington, un juez federal rechazó esta semana los esfuerzos del exasesor de Trump, Steve Bannon, para retrasar su juicio por desacato al Congreso, y el juicio está programado para comenzar la próxima semana.

Los textos eliminados del Servicio Secreto plantean nuevas preguntas

También surgieron nuevas preguntas en torno al Servicio Secreto y el 6 de enero, relacionadas con la eliminación de mensajes de texto por parte de la agencia el 5 y 6 de enero de 2021 poco después de que los funcionarios de supervisión los solicitaran.

¿Hay suficiente evidencia para juzgar a Donald Trump? 1:35

El inspector general de Seguridad Nacional envió una carta a las comisiones de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes y el Senado alertándolos de que los mensajes se habían borrado «como parte de un programa de reemplazo de dispositivos» después de que el organismo de control solicitó comunicaciones electrónicas del Servicio Secreto.

La comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes está presidida por el representante Bennie Thompson, el demócrata de Mississippi que también preside la comisión selecta de la Cámara que investiga el 6 de enero.

El inspector general del DHS, Joseph Cuffari, se reunió con la comisión selecta de la Cámara de Representantes a puerta cerrada este viernes e informó a los miembros del panel sobre los mensajes de texto borrados.

Thompson le dijo a CNN después de la reunión que Cuffari dijo que el Servicio Secreto no ha cooperado del todo. Agregó que la comisión trabajará «para tratar de determinar si esos textos pueden ser reestablecidos».

Según una fuente familiarizada con la sesión informativa, el inspector general le dijo al panel que el Servicio Secreto no realizó su propia revisión posterior a la acción del 6 de enero y optó por confiar en la investigación del inspector general.

“Hemos tenido un compromiso limitado con el Servicio Secreto. Haremos un seguimiento con un compromiso adicional ahora que nos hemos reunido con el IG”, afirmó Thompson.

El Servicio Secreto respondió en un comunicado este jueves diciendo que «la insinuación de que el Servicio Secreto borró maliciosamente los mensajes de texto después de una solicitud es falsa».

“De hecho, el Servicio Secreto ha estado cooperando plenamente con la OIG en todos los aspectos, ya sean entrevistas, documentos, correos electrónicos o mensajes de texto”, indicó la agencia.

El representante Jamie Raskin, demócrata de Maryland en la comisión selecta, dijo que parecía haber «declaraciones contradictorias» entre el inspector general y el Servicio Secreto sobre si los mensajes de texto realmente se habían eliminado.

Testimonio explosivo corroborado

La respuesta del Servicio Secreto del 6 de enero ya estaba bajo escrutinio a la luz del testimonio público a principios de este mes de Cassidy Hutchinson, la exasistente del secretario general de la Casa Blanca, Mark Meadows, quien contó detalles extraordinarios sobre el enojado intercambio de Trump con el Servicio Secreto el 6 de enero.

Hutchinson: Trump aprobaba cánticos que pedían colgar a Pence 2:57

En su testimonio público, Hutchinson dijo que el entonces subsecretario general de la Casa Blanca, Tony Ornato, quien había trabajado anteriormente para el Servicio Secreto y luego regresó a la agencia en 2021, le dijo el 6 de enero que Trump estaba tan enojado con su Servicio Secreto por impedirle ir al Capitolio después de su discurso en el Ellipse que «estiró la mano hacia la parte delantera del vehículo para agarrar el volante».

Hutchinson dijo que Ornato le dijo que Trump «luego usó su mano libre para abalanzarse sobre» su principal agente del Servicio Secreto, Robert Engel.

Hutchinson testificó que Ornato le contó la historia frente a Engel y que Engel no disputó el relato.

Trump y sus aliados han tratado de poner en duda el relato de Hutchinson, que incluye varios detalles condenatorios adicionales sobre la conducta de Trump. Después de que Hutchinson testificara, un funcionario del Servicio Secreto que no quiso dejar constancia dijo que Engel negaría partes de la historia y que los agentes involucrados testificarían públicamente en ese sentido, aunque no han regresado a la comisión para testificar.

Ni Engel ni Ornato han comentado públicamente.

Pero ha surgido una corroboración adicional del relato de Hutchinson desde su testimonio. CNN informó a principios de este mes que dos fuentes del Servicio Secreto dijeron que escucharon que Trump exigió airadamente ir al Capitolio y reprendió a su destacamento cuando no se salió con la suya.

Las fuentes le dijeron a CNN que habían circulado historias sobre el incidente después del 6 de enero, que incluían detalles similares a los que describió Hutchinson.

Además, CNN informó este jueves que un agente del Departamento de Policía la Metropolitana corroboró los detalles del relato de Hutchinson y contó lo que vio a los investigadores de la comisión.

Zachary Cohen, Ryan Nobles, Annie Grayer, Jamie Gangel y Whitney Wild de CNN contribuyeron a este reporte.



Source link

Leave A Comment