• Home
  • OPINIÓN | ¿La nueva moda de alta costura? ¡Transparente y colmada de brillos!

OPINIÓN | ¿La nueva moda de alta costura? ¡Transparente y colmada de brillos!


Nota del editor: Mari Rodríguez Ichaso ha sido colaboradora de la revista Vanidades durante varias décadas. Es especialista en moda, viajes, gastronomía, arte, arquitectura y entretenimiento, productora de cine y columnista de estilo de CNN en Español. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivamente suyas. Lee más artículos de opinión en cnne.com/opinion

(CNN Español) — Finalizadas las colecciones de alta costura 2022, una conclusión obvia es que la moda presentada por la mayoría de los grandes diseñadores es un tour de force dramático, lleno de fabulosas transparencias, de imágenes muy desnudas, enormemente etérea en muchos casos, y cuajada de brillos. Una ropa creada principalmente para llevar en la noche, en las fiestas más llenas de puras fantasías, donde las mujeres parecemos visiones románticas y a la vez delicadas, extravagantes, y a veces amenazantes, y en pleno desafío. Sin duda, una maravilla de la imaginación.

Pero ¿es que realmente nos vestiremos así? ¿Llevaremos los modelos surrealistas y extravagantes de Schiaparelli —o de Balenciaga— cuyos nuevos diseñadores, Daniel Roseberry y Demna Gvasalia, han creado? ¿O seremos las frágiles hadas madrinas envueltas en tul que Valentino presentó bajando por las míticas escalinatas de la Plaza de España de Roma? ¿Las imágenes estilo pesadilla de Maison Margiela? ¿Los casi disfraces de Olivier Rousteing para el estudio de Jean-Paul Gaultier? ¿Las desnudeces de Alaia? ¿O los capullos de puras transparencias y plumas que mostró Giambattista Valli?

Miu Miu (Pascal Le Segretain/Getty Images)

Pues aparte de lo que veremos en alfombras rojas, en el cuerpo de famosas estrellas, el resto de esta moda servirá mayormente para lanzar nuevas tendencias, inspirar versiones más sensatas y “ponibles” de las mismas, ¡y así crear una nueva y excitante moda! ¡La que veremos en las tiendas y acompañaremos de nuevos y fabulosos accesorios!

Y eso es precisamente el mensaje útil de la maravillosa extravagancia que es el mundo de la haute couture o alta costura. Mensaje que implica mostrar al público ropa hecha a mano, todo perfecto, exclusivo, con plumas pintadas y cosidas una a una, por esas maravillosas costureras que en muchos casos salen al final del desfile a compartir los aplausos con los diseñadores. ¡Esas petites mains—o gloriosas “pequeñas manos”– de las orfebres de la alta costura como las de la casa Chanel!

Giambattista Valli (Pascal Le Segretain/Getty Images)

¿Conclusión? Que estos desfiles presentados a costos enormes y con la asistencia de celebridades como Kim Kardashian o Nicole Kidman como modelos y en lugares extraordinarios como la Torre Eiffel, el Museo Rodin, las escalinatas de España, etc., son extraordinarias “puestas en escena” que sirven para continuar nuestro entusiasmo por el mundo de la belleza en el vestir. Para mantener nuestro deseo de lucir divinas y maravillosas. Y para reafirmar que el mundo de la moda internacional –que da empleo a cerca de 75 millones de personas en todo el mundo, de las cuales un 70% son mujeres, y que tiene ganancias globales de US$ 2,4 billones– continue adelante y se recupere de los años difíciles de la pandemia.



Source link

Leave A Comment